PROGRAMA CONTRAINFORMATIVO SEMANAL. RADIO MAI 102.8 FM ZARAGOZA. JUEVES 21:00H.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Algunas reflexiones sobre Cuba



Tuve la oportunidad de estar 3 semanas recorriendo Cuba este verano, y el viaje respondió a las expectativas de visitar un país con un sistema económico no capitalista. A mi regreso la mayoría de la gente me pregunta por un Cuba que no ví, una Cuba en la que la miseria y el hambre saltan a la vista, en la que la represión policial hace imposible deambular por las calles, en la que la prostutición es tan evidente como masiva, en la que la gente se agolpa dentro de barcas en sus preciosas playas para salir de ese infieno. Nada de eso percibí, reconozco que tres semanas no es tiempo suficiente para conocer la realidad de un país, pero si todos esos fenomenos son evidentes debería haberme dado cuenta. También es posible que “el sangriento tirano” esconda todo esto, para que los turistas no lo vean. De hecho lo conseguira con lo millones de turistas que van a sus hoteles todo incluido, donde el contacto con la realidad cubana es inexistente, pero es imposible de hacerlo en las ciudades y aldeas de toda la isla.

También estoy seguro que la miseria es mucho más perceptible en países capitalistas de la zona ( y de muchas otras), que la prostitución es más visible en Madrid por ejemplo, por no hablar de todo el mediterraneo español, o que la gente que quiere salir de la isla encuentra las mayores dificultades para ello en los obstaculos que ponen los países de llegada (tienen que salir con contrato de trabajo).

Por supuesto para el que quiera ver inmigrantes desesperados por salir de la miseria, sugerir que no hace falta cruzar el charco. En cuanto al quiera ver presencia policial, aconsejo vayan a algunos países del Magreb donde soldados fuertemente armados “acompañan” a los turistas en sus autobuses. No vimos, por ejemplo, manifestaciones reprimidas por la fuerza, de hecho las únicas actuaciones policiales que presenciamos fueron para pedir la documentación a alguna jinetera a las puertas de bares. Eso sí a aquellos españolitos cincuentones y barrigones que van a “enamorar” mulatas, decirles que hay otros países no socialistas y “democráticos” donde el Estado no pone tantos impedimentos.

No digo que sea el paraiso evidentemente (hubo bastantes cosas que no me gustaron), solo que los logros conseguidos son tantos e importantes como ignorados y silenciados, y que los horrores de los que se le acusan son falsos y sobredimensionados.

El sistema es muy mejorable (seguramente sería mejor sin la amenaza constante de EEUU), pero evita la desnutrición, redistribuye la riqueza con bastante más exito del que gozamos por otros lares, proporciona una vida digna a sus habitantes, y aún les da para enviar recursos humanos a zonas del mundo más necesitadas. Donde Cuba envía médicos, enfermeros, maestros o ingenieros, otros mandan soldados. No pueden competir con nosotros en salarios, consumismo y bienes materiales, pero disponen de lo básico, y sin la necesidad de que sus empresas exploten otros pueblos, sin imponer políticas económicas en otros continentes que mata de hambre a millones de personas, sin empezar guerras fuera de sus fronteras, sin explotar niños de otros países........Ojala todo el mundo pudiera decir lo mismo.

4 comentarios:

Toño dijo...

... muy bien compañero, felicidades por el post, esperábamos tus reflexiones y fotografías de Cuba.

... ¿podías concretar esas "cosas no te gustaron"?

rafa dijo...

En la misma línea:
http://www.pascualserrano.net/noticias/por-que-en-pakistan-hay-ninos-que-se-llaman-fidel-celia-ernesto-o-camilo
Imagino que las cosas que no le gustaron a JL deben de ser en su mayoría las que todos y todas conocemos porque alguien se encarga de airearlas y, en demasiadas ocasiones, sobredimensionarlas. Y que también aborrecemos nosotros. Pero seguro que muchas de ellas están presentes en nuestras sociedades, como apunta JL, o en la China comunista por ejemplo. Pero como esa China abre generosamente sus mercados al capitalismo y hunde poco a poco, con sus indignos salarios, el mercado laboral mundial, pues mejor nos metemos con David que con Goliath. Paradojas de la historia y la economía: el mundo libre recibe un balón de oxígeno por parte de China, un país supuestamente comunista pero probadamente criminal con su propio pueblo. Nosotros sigamos celebrando en los media nuestras delegaciones comerciales a China como un triunfo (la penúltima el jamón de teruel, jejeje) y miramos para otro lado. Y eso sí, escogemos países pequeños y accesibles como Cuba para expiar los males del bolchevismo.

joseluis dijo...

pues eso, que a esto me refería, siempre preguntando por lo que no te ha gustado, no me pasó lo mismo cuando vine de Turquía o de italia, por ejemplo. Pero ya que insistes, me chocó la fuerte presencia de las fuerzas armadas (comparada con España), aunque entiendo perfectamente las razones, tampoco me gustó mucho la excesiva referencia al pasado revolucionario, aunque también comprendo que ante un presente con evidentes restricciones materiales, se quiera recordar a la gente de donde venían.
Pero seguramente lo más negativo es la también excesiva dependencia del turismo, con todo lo que eso supone de doble economía, fomento del mercado negro, de la pilleria, del robo al Estado..., y bastantes cosas más.
También noté, aunque imagino que será mucho más habitual entre las personas que más buscan al turismo, digo que también noté poco "espíritu revolucionario" en algunas personas. Esto que aquí suena ridículo, de chiste, allí es clave, porque sin una conciencia solidaria, de comunidad, anteponiendo ésta a lo individual, es casi imposible que se entiendan y apoyen muchas de las políticas y medidas del Estado. En el momento en que una mayoría de la población prefiera obtener bienes materiales y sobresalir en "calidad de vida" del resto, en lugar de que toda la población tenga los recursos básicos para una vida digna, el día que eso pase, el sistema se hunde, y sólo se podrá mantener mediante la fuerza y las armas, algo que de momento no es necesario, y que esperemos que no lo sea, ya sea porque ese cambio de actitud no ocurra jamás, o porque si ocurre el Estado no pretenda perpetuarse por la fuerza.

rumbis dijo...

si no es necesaria la fuerza ya, ¿pq no hay mecanismos democráticos?