PROGRAMA CONTRAINFORMATIVO SEMANAL. RADIO MAI 102.8 FM ZARAGOZA. JUEVES 21:00H.

viernes, 21 de diciembre de 2007

Una verdad incómoda o cómoda




El documental trata de concienciar sobre los peligros del cambio climático causado por el incremento de los gases invernadero y el consecuente calentamiento del planeta. Para ello se muestra al político estadounidense Al Gore en una vuelta al mundo de conferencias con el proposito de informar a toda la población del peligro que afrontamos y de las posibles soluciones.
Sentimientos encontrados los que me sugiere la película, por un lado es cierto que gracias a la difusión de la misma, habrá gente que conocerá por primera vez con esta problemática, pero por otra parte las lagunas que presenta la información que se da lo convierte en un patético intento de aparente progresismo para concienciar a la población, pero que esconde que en el orígen del próximo desastre medioambiental mundial no se encuentran unos fallos - que podemos asumir individualmente o por los estados - sino la esencia misma del sistema capitalista actual. Dicho sistema basado en el consumo, en la competitividad, en el beneficio no es puesto en cuestión en el documental, sino que al contrario se nos vende (en el fondo más que documental se trata de un anuncio de publicidad largo) una serie de opciones individuales, y de productos (biocombustibles o electrodomisticos ecológicos por ejemplo). Me parece muy comodo en el sentido de que tampoco le hace reflexionar al que lo ve sobre las verdaderas causas de la degradación medioambiental.
Especialmente sangrante es que acuse a otras administraciones norteamericanas de no firmar Kioto, cuando tampoco lo hizo la que lo tenía a él como vicepresidente. ¿Por qué esperó a "perder" las elecciones con Bush para difundir esta incomoda verdad?

Posdata: Sin comentarios la alusión al accidente de su hijo para contar no se sabe muy bien que. ¿La humanidad de Gore, su carácter familiar? En fin, en algunos momentos el "documental" llega a lo risorio, a la caricaturesco, realmente creo que no es para tomarlo muy en serio. Esas imagenes en las que se le ve sólo, de aeropuerto en aeropuerto con su maleta, como en una cruzada altruista por el bien, recibiendo llamadas de sus colaboradores que le dan nuevos datos "en directo"......, de verdad que creo el director que se ha pasado de parafernalia. ¿Sí lo quieren hacer serio, que aludan a los 200.000$ que se lleva por conferencia.

3 comentarios:

Hatt dijo...

Con este documental pasa como con ciertas películas "comprometidas" principalmente estadounidenses, pero no únicamente. Productos que van desde Babel a Crash (nada que ver con la impactante película de Cronemberg, por supuesto?, pasando por Princesas o Los Lunes al Sol. Se trata, como leía el otro día por ahí, de la conciliación "progre" con las desventuras ajenas. La gente sale reconfortada de esas películas, en lugar de salir con voluntad de actuar. Es como si simplemente viendo camellos que lloran, o alguna de las otras películas citadas, ya estuvieran haciendo algo, cuando realmente son productos creados para apaciguar a cierto sector del público.

Rafa dijo...

A este paso la "incomodidad" se va a quedar pequeña en pocos años. El bolsillo de Gore también debe andar muy incómodo con tanto billetico por charla.

joseluis dijo...

Respecto a lo del bolsillo está todo muy bien montado, aparte de las conferencias, lo más lamentable es la compra por parte del Estado Español de cientos/miles (no sé exactamente cuentas)de cintas de este documental para mostrarlo a los estudiantes de todo el país. ¿Es necesario esto? No hay documentales mejores y más baratos, y menos personalistas?